Concepto de acorde

La palabra acorde puede ser entendida como correspondencia, armonía o acuerdo entre cosas, personas, o ideas, o entre personas y hechos o tiempos o espacios o medidas. Por ejemplo, la expresión “estar acorde con las circunstancias” significa que el comportamiento de alguien es adecuado en el contexto (estar triste en un velatorio, mostrarse feliz en una celebración, vestirse de gala para una ocasión importante, etcétera). También se dice que una persona se viste acorde con su edad, o con su peso corporal, o con su altura, o con su sexo. Opiniones acordes son aquellas que resultan coincidentes o complementarias.

En el sentido de armonía como sinónimo de belleza, expresamos que ciertos hechos, situaciones o creaciones artísticas están acordes o no con el buen gusto, o con las pautas estéticas culturales.

En Música, se denominan acordes a tres o más sonidos distintos (dos notas constituyen un intervalo) combinados armónicamente, y cuyo sonido suena al unísono o en forma sucesiva. El primer acorde que se elige es la nota que se llama tónica, y es el que le asigna el nombre al acorde, por ejemplo, Do. Luego se escoge la que corresponde a la tercera nota, que en el caso del ejemplo, empezando por Do, sería Mi. Esta segunda nota recibe el nombre de modal, y determina si se trata de un acorde menor mayor. Luego se toma la nota que se llama dominante, y es la quinta en forma ascendente, en este caso, Sol.

Los acordes pueden provenir de un único instrumento musical, o de dos o más que se ejecuten juntos. A partir de la tríada de acordes pueden formarse otros acordes mayores y menores, que pueden permitirnos formar una canción.

El instrumento musical conocido como acordeón, recibió ese nombre por su sonido de gran afinación.

La progresión armónica consiste en una sucesión de acordes, ya sean implícitos o explícitos.