Concepto de animación

Del griego “anima” de donde pasó al latín como “animus”, animar significa “dar vida”, “dotar de energía y acción” y por ello la animación, del latín “animationis” alude tanto a la acción misma de animar, como a su resultado.

Realizar la animación de una fiesta es otorgarle brillo, entusiasmo y espíritu de goce, lo que se logra con buena música, comida, bebida, bailes, juegos, etcétera. Ejemplos: “La animación de esta fiesta es muy mala, los invitados se aburren” o “Contraté animación para el cumpleaños de mi hija, habrá magos, títeres y payasos”.

Concepto de animación

La animación sociocultural comprende el conjunto de acciones de los individuos y grupos humanos que nacidos de la globalización y la política de masas llevan a la ciudadanía a involucrarse para participar activamente en la cultura de su tiempo y en la vida democrática. Países como España, capacitan para que ser animador sociocultural sea una profesión.

La animación en el mundo del cine consiste en dotar de vida aparente a dibujos, lo que se conoce como dibujos animados, donde las imágenes se van proyectando muy rápidamente para causar la sensación de movimiento. Esto fue muy usado en el siglo XX, pero en el actual, los programas informáticos han sustituido a los dibujos tradicionales. También se utilizan las animaciones por ordenador, del que es claro exponente la pelñicula “Toy Story” que se estrenó en 1995 bajo la dirección de John Lasseter. La animación puede hacerse, además, sobre cualquier objeto, usándose en este caso una técnica conocida como “stop motion” o animación cuadro por cuadro trabajando sobre objetos rígidos o modelados, por ejemplo, con plastilina.