Concepto de aquelarre

La palabra aquelarre es derivada etimológicamente del término vasco “akelarre” con el significado de “prado que pertenece al macho cabrío”. Este macho cabrío es la representación del demonio, que participa y es adorado según una superstición, de una reunión de brujos en la oscuridad nocturna los viernes por la noche y los sábados a la madrugada en oportunidad de celebrase el sabbat judío (aunque podría haberse celebrarse en otros noches de la semana). Estas reuniones rituales y paganas, con uso de sustancias alucinógenas y ungüentos, danzas frenéticas y fechorías, parecen haber tenido lugar entre los siglos XIV y XVIII; y sus integrantes, según consta en actas de acusación habrían sido condenados a muerte, ya que estaban legalmente prohibidas, y tomaba intervención el Tribunal de la Inquisición, que condenaba las prácticas anti cristianas. Estas reuniones variaban en sus manifestaciones según el lugar donde se realizaban, pues dependían de las tradiciones locales.

Concepto de aquelarre

El pintor español Francisco Goya (1746-1828) plasmó en sus pinturas el aquelarre. En la primera de ellas, del año 1797, pintada para los Duques de Osuna, se muestra al Gran Cabrón, en posición central rodeado de brujas que le ofrecían niños para su alimento. Hoy puede apreciarse esta obra en el museo madrileño Lázaro Galdiano. Entre 1819 y 1823 su casa de campo en Madrid, llamada la Quinta del Sordo fue decorada en sus muros con esta temática (pinturas negras) donde se muestran, destacados, al Macho Cabrío y a una joven, a los que nos se les ve la cara, y otro grupo grotesco de brujas, a las que se estaría dirigiendo el demonio. Puede verse en el Museo del Prado.

Aquelarre es también, la denominación de una banda de rock que se conformó en Argentina en el año 1971, integrada por Rodolfo García, Héctor Starc, Hugo González Neira y Emilio del Guercio; en batería, guitarra, teclados, y en voz, respectivamente.