Concepto de arte gótico

La expresión arte gótico fue empleada por el historiador y artista italiano Giorgio Vasari (1511-1574), renacentista, designando con ella, al arte de los godos, pueblo bárbaro medieval ubicado en la actual Francia (antes la Galia), que se desarrolló desde el año 1150 hasta principios del siglo XVI.

Sucede en una época en la que se da el declive del poder feudal y comienza el despertar de la vida urbana, y la expresión artística más libre y humanística, con abundancia de formas, y dedicada especialmente a satisfacer las demandas de la naciente burguesía. La connotación de “arte gótico” en sus inicios, era peyorativa. Recién fue revalorizado el arte gótico, con el Romanticismo.

Al arte románico, antecesor del gótico, especialmente en Arquitectura, que adoptaba estructuras macizas y cerradas, se le opusieron construcciones más ligeras, iluminadas y aireadas, al descomprimir el peso que debían soportar las paredes, haciéndolo recaer en columnas, bóvedas de arista y otros sistemas de sustentación. Así las paredes pudieron contar con ventanas, y los edificios cobrar altura. Esto fue paulatino, pues el gótico primitivo aún era sólido y robusto, con características parecidas a las de arte románico, por eso también se lo denominó romano-gótico.

Su primer ejemplo, lo hallamos, cerca de París, con la construcción, entre los años 1132 y 1144, bajo la dirección del abad Suger, de la abadía de Saint Denis. En 1163 se inició la construcción en París de la iglesia de Notre Dame. Son edificios que aún no cobran tanta altura, ni poseen tanta ornamentación, lo que se logrará recién en el gótico pleno, pero de mayor iluminación, que el período anterior.

La catedral, como exponente de la arquitectura gótica, caracterizada por la bóveda de crucería, el arco puntado y el arbotante, no solo se enclavaba en el centro de la ciudad con fines religiosos, sino también, civiles y corporativos. Junto a las catedrales también existieron edificios civiles.

A la plenitud del arte gótico, corresponden las imponentes catedrales de Chartres, Amiens y Reims, con naves centrales de gran altura y amplias ventanas.

El estilo gótico, de origen francés, se extendió a Inglaterra y Alemania desde el siglo XIII, con predominio de la verticalidad. En Inglaterra es ejemplo, la catedral de Salisbury y en Alemania, las de Colonia, Estrasburgo y Friburgo.

Luego pasa a Italia. Por ejemplo, podemos verlo en la catedral de Milán, pero el estilo renacentista desplazará al gótico. En los países Bajos se reemplazó la piedra que les era un material escaso, por ladrillos. En España fue introducido por los monasterios de la orden cisterciense. Las grandes catedrales góticas españolas del siglo XIII, se sitúan en Castilla, León, Toledo y Burgos. En el siglo XIV destaca el arte gótico en la zona de Levante, con las catedrales de Barcelona y Palma de Mallorca.

Como dijimos el gótico evolucionó con formas cada vez más esbeltas y ligeras, cada vez más adornadas, pero que simultáneamente le van quitando armonía, hasta llegar a expresiones como la iglesia de Magdalena, en Troyes.