Concepto de atril

La palabra atril se derivó en su etimología del latín “lectorile” con diversas modificaciones posteriores y su significado es “relacionado con el que lee”. Un atril es cualquier herramienta (mueble o soporte) que sostiene en plano inclinado el libro de lectura o la partitura musical, cuando el lector tiene las manos ocupadas, como sucede por ejemplo cuando alguien debe leer las notas, mientras ejecuta un instrumento musical, o simplemente por comodidad.

Pueden tener varios formatos y ser de diferentes materiales, como hierro, madera o plástico duro, y poseen un pie que eleva el texto (en general regulable) a la altura de la vista del lector, y que permite diferentes inclinaciones, pues no es lo mismo que necesite leerlo parado o sentado. Cuando el atril es muy grande se denomina facistol, por ejemplo los que se necesitan para soportar el peso y tamaño de los grandes libros que se usan para los cantos litúrgicos. Algunos son giratorios.

Concepto de atril

Ejemplos de uso: “el conferencista leía un manuscrito, apoyado en un atril, que se notaba no era de su autoría” o “el atril tenía un pie poco firme y fue muy gracioso cuando se cayó en medio de la ejecución de la pieza musical” o “mi hijo me hacía de atril, pues me sostenía el libro que debía leer para mi examen de mañana mientras preparaba el almuerzo para ambos”.

Teatro en atril, se dice cuando la interpretación teatral es leída por los actores; siendo el tono, las pausas y la expresividad en general, lo que intentan captar la atención del espectador, relatando el contenido argumental, con escasos movimientos corporales.

“Pies de atril” es una canción de Luis Alberto Spinetta, exponente del rock argentino (1950-2012).