Concepto de autorretrato

La palabra autorretrato se compone de “auto” con el significado de “sí mismo” y retrato, del latín “retractus”, a su vez de “retrahere” = “dirigirse hacia atrás”, para hacer que algo reviva, ya sea a través de palabras, esculturas pinturas o dibujos.

Un autorretrato es cuando aquello que se desea plasmar es uno mismo, para lo cuál exige un conocimiento muy profundo de su yo, interior y exterior, si se desea que el producto sea fiel al modelo.

Cuando es un dibujo o pintura el autorretrato ineludiblemente debe contener el rostro, pudiendo agregarse el torso o parte de él, pudiendo aparecer solo o acompañado por otros seres animados, incluso otras personas, o por seres inanimados.

Concepto de autorretrato

En la Literatura se deben expresar con palabras cómo es esa persona, pudiendo desnudar allí sus sentimientos, que en el caso de la pintura o escultura podrá descubrirse a través de sus gestos o expresiones.

En el Antiguo Egipto, 1300 años antes de la era cristiana, Belk esculpió su propia imagen en piedra. Se siguieron usando los autorretratos a través de todas las épocas, empleando en general un espejo como instrumento de conocimiento de las facciones, aunque fue en el Renacimiento donde esta forma de expresión cobró mayor fuerza.

Alberto Durero, pintor alemán, pintó varios de ellos, pero el más conocido es el “Autorretrato de Durero” del año 1498, donde su vanidad se refleja al poder apreciar su figura pintada a la manera de un Jesucristo.

Leonardo da Vinci, en 1512 también realizó un autorretrato. Está hecho en tiza roja, y muchos creen que posee poderes mágicos.

Rembrandt (1606-1669) presentó una secuela de autorretratos donde va exponiendo secuencialmente su vida, hasta dejar registrado en el último, su paso hacia la oscuridad.

El pintor Vincent van Gogh, de nacionalidad holandesa (1853-1890) tuvo una vida turbulenta que expresó en todas sus producciones incluso en los autorretratos, como en “Autorretrato de la oreja cortada”. Frida Khalo, pintora mexicana también del siglo XX, contó entre sus obras con numerosos autorretratos. Pablo Picasso (1881-1973) representante del cubismo, usó diferentes técnicas en sus autorretratos, dependiendo de la época en que los pintó.