Concepto de ballet

La palabra ballet deriva del italiano “balletti”, vocablo que designaba los bailes cortesanos. Se lo conoce también como danza clásica. Surgió de los primitivos bailes de máscaras, y adoptó un carácter profesional, separándose el público de los bailarines a partir de la creación del primer teatro francés, por obra del cardenal Richelieu, en el año 1636, siendo los temas de los primeros ballets, las leyendas griegas y romanas.

El ballet nacido en Italia, tuvo su figura destacada en Carlo Blasis (1795-1878), autor de la obra “Tratado elemental del arte de la danza” en 1820. Ya había otras obras escritas sobre ballet que sirvieron para imitarlo, adaptarlo o perfeccionarlo, como “Coreografía o el arte de plasmar un baile” de Raoul Feillet en 1701 sobre técnicas de danza, ya que el ballet requiere de una técnica específica en sus pasos y movimientos.

Con el Romanticismo los temas fueron los de las leyendas nórdicas protagonizadas por hadas y sílfides, los trajes se hicieron más ligeros y anchos, y fueron quitándose los tacones, hasta llegar a las actuales zapatillas de punta, y acortándose las faldas.

Fue el ruso Sergei Diaghilev (1872-1929) el empresario que fundó los Ballets Rusos, donde combinó la danza, con la música y el drama. La música de su compañía fue escrita por Igor Stravinsky, y sus trajes y escenarios contaron con diseñadores de la talla de Pablo Picasso o Léon Bakst.

Actualmente la danza se ha popularizado, sobre todo por obra del cine y la televisión, originando la comedia musical.