Concepto de caricatura

La palabra caricatura procede del mismo término italiano, derivado de “caricare” que significa “cargar” o “exagerar”.

¿Cuándo y para qué surgieron?

Nació este tipo de retratos tal como hoy los conocemos, en el siglo XVI, en la Escuela Boloñesa, donde se caricaturizaba especialmente a los turistas pero no se hacían públicas estas obras, ya que eran solo para divertirse. Las caricaturas fueron luego publicadas en revistas para ridiculizar a personajes famosos, especialmente en el ámbito del poder religioso o político habiendo sido objeto de caricaturas por ejemplo, el reformador protestante Martín Lutero y el rey francés Luis XVI, asesinado durante la Revolución Francesa, respectivamente.

Concepto de caricatura

También la crítica social puede ser tema de las caricaturas, como las que realizó el pintor británico William Hogarth (1697 – 1764) para mofarse de las clases ricas y su hipocresía.

¿Qué son y dónde se usan?

Las caricaturas son retratos pictóricos, donde al tratar de imitar las características físicas del sujeto o los sujetos que se pretenden representar, se exageran adrede los rasgos de gran tamaño y se disminuyen considerablemente los pequeños, o se los deforma, sin guardar proporciones, haciéndolos graciosos y/o grotescos. Sin embargo, a pesar de que se magnifican algunos defectos o particularidades físicas, no debe haber dudas de a quien o a quienes se intenta mostrar. Puede también ser objeto de caricatura la vestimenta o cualquier otro elemento que acompañe asiduamente al representado, por ejemplo en la caricatura de un estudiante modelo, puede incluirse junto a él un libro gigantesco.

También en la Literatura hay ejemplos de caricaturas, cuando se hacen estas distorsiones con palabras en lugar de usar dibujos, como por ejemplo el poema del siglo XVII “A un hombre de gran nariz” donde el poeta Francisco de Quevedo se mofa de la nariz de su adversario y colega Luis de Góngora.

Por extensión

Por extensión y en forma maliciosa se aplica a personas o cosas que no responden a las cualidades esperadas. Ejemplos: “El gran político ya está muy anciano y divaga, es solo una caricatura de lo que ha sido” o “Tu obra solo puede valer como caricatura de lo que has querido mostrar”.

Polémica

Algunas caricaturas han sido objeto de polémica y de reacciones de violencia extrema como las del profeta Mahoma, que originó innumerables amenazas y atentados, siendo recientemente objeto de represalias la revista Charlie Hebdo, en su sede parisina que dejó una decena de muertos.