Concepto de cubismo

Aplicado a las artes plásticas y el diseño, el cubismo es la escuela que emplea predominantemente, en sus expresiones estéticas, el método de descomponer lo representado, y sintetizarlo en planos, facetas y figuras geométricas. Se desarrolló en el siglo XX, rompió con la realidad expresada por el impresionismo y su uso de la perspectiva; siendo el antecedente del arte no figurativo. Este arte no es copia de la realidad sino construcción de la misma.

Para muchos, el precursor del cubismo fue Paul Cézanne, que si bien comenzó como impresionista, luego dejó de valorar los efectos lumínicos que calificó como superficiales, para preocuparse por la forma y estructura de los objetos. Para Cézanne todo el orden natural está basado en formas geométricas, como conos, cilindros y esferas. Al descubrir las máscaras talladas africanas se observó que ya practicaban esta técnica.

Concepto de cubismo

Tomando las ideas de Cézanne; Georges Braque (1882-1963) y Pablo Picasso (1881-1973) trabajando juntos, para reducir a los objetos a sus formas básicas, difundieron el cubismo que pronto adhirió a muchos artistas.

Juan Gris (1887-1927) artista español fue uno de lo más puros representantes del movimiento cubista, ya que nunca se desprendió de este movimiento como sí lo hicieron otros, entre los cuales puede citarse a Picasso.

En Pablo Picasso pueden reconocerse tres períodos: el que se desarrolló entre 1906 y 1907, llamado precubista o período negro, con cierta inclinación hacia el naturalismo con representación de rostros y figuras de personas, donde poco a poco va sintiéndose influido por el arte africano y la influencia de Cézanne, y que culminó con una gran obra donde ya se muestra la influencia cubista: “les demoiselles d´Avignon” (las señoritas de Avignon). El segundo período y propiamente cubista, empieza por ser un cubismo analítico, donde el tema está dado por los métodos usados para confeccionar la obra: la forma se combinó con la simultaneidad, para hacer nacer en el espectador la ilusión de que se está moviendo alrededor del objeto representado, que en general es simple (instrumentos musicales, retratos, bodegones y otros elementos considerados de “naturaleza muerta”). En esta etapa se produce una confusión entre el fondo y la forma. Los volúmenes aparecen deformados. La iluminación no es realista, ya que cada parte recibe una luz diferente. La fragmentación del plano que se usa para descomponer los objetos, es muy marcada. Los colores más usados son los ocres, los grises y los castaños Una tercera fase, es el cubismo sintético, entre 1913 y 1914, donde la gama de colores se amplía y se hace más vivaz. Se incorpora el collage, que incluía trozos de realidad dentro de la representación (pedacitos de papel, de tela, etcétera).

En la escultura, fueron representantes del cubismo los españoles Pablo Gargallo (1881-1934) y Julio González (1876-1942).