Concepto de extravagancia

Extravagancia es la cualidad de ser extravagante, vocablo derivado del verbo latino “extravagari” de donde “extra” hace alusión a algo que excede o que está por afuera, y “vagari” designa un andar sin rumbo. Es por ello que extravagancia se usa para nombrar todo aquello que se mueve fuera de los límites de los mandatos sociales siendo por ello apreciado como extraño y muchas veces como ridículo por quienes comparten una cultura.

La costumbre impone ciertos hábitos y modas, y quien no las cumple es visto como extraño, diferente, extravagante. Sin embargo, si las costumbres cambian, aquello que en un momento es visto como extravagante puede ser considerado como normal. Los extravagantes que logran imponer sus tendencias se consideran íconos o generadores de nuevas tendencias. Ejemplos: Si está de moda usar las faldas cortas, se verá extravagante aquella mujer que la use larga, o viceversa” o si está de moda pintar las paredes de las viviendas de tonos claros, se verá extravagante quien las pinte de colores brillantes. Esto se expresa en el arte, donde la extravagancia es lo que caracteriza a los movimientos de vanguardia, donde un grupo de personas adhiere a nuevos modelos de belleza, hasta que imponen sus cánones y estilos estéticos, que entonces se convierten en vigentes, los que a su vez serán contrastados por nuevos movimientos innovadores, que surgirán como extravagantes, si rompen con el modelo de modo atrevido y trasgresor.

Concepto de extravagancia

La extravagancia es propia de aquellas personas no convencionales, audaces, aventureras y con una personalidad fuerte que resiste las críticas, de lo contrario, quien no reúna estas cualidades podrá sentirse avergonzado y triste de no encajar en los hábitos masivos: “Se expresa de modo extravagante, con palabras que no usa el común de la gente, y cuesta entenderlo”, “Juan tiene mucha personalidad, su atuendo extravagante le sienta bien ya que lo lleva con mucha seguridad y no le molestan los comentarios burlones” o “Mi prima se viste extravagante pero se pone triste si se ríen de ella”. Muchos extravagantes son tildados de locos.