Concepto de fritura

Se denomina fritura a una técnica de cocinar los alimentos, pollo, pescado, verduras, entre otros, que deben estar secos para que no salpiquen y puedan provocar quemaduras en quien cocina.

Consiste en introducirlos en un recipiente que contenga aceite o grasa a temperatura de alrededor de 200 ºC, para que se doren en forma rápida y pareja por inmersión. Además de la forma tradicional de colocar el aceite o grasa en una sartén sobre el fuego, también existen sartenes de teflón que permiten fritar con mucho menor cantidad de grasa o aceite, y existen freidoras eléctricas donde el producto a freír es sumergido en su totalidad en el aceite. Los distintos tipos de aceite no deben mezclarse, por ejemplo el de oliva con el de girasol, pues unos son más resistentes que otros a las altas temperaturas. No deben usarse aceite de soja ni de canola.

La frituras, son muy conocidas y pedidas especialmente por los niños, por ejemplo, las papas fritas, las tortillas, las milanesas, por su sabor exquisito y crocante, y son las que se expenden en los establecimientos de comidas rápidas; aunque no son recomendadas para su consumo habitual ni para quienes pretenden adelgazar por ser muy altas las calorías de los alimentos fritos. Tampoco son aconsejables para las personas ancianas ni para quienes padecen de trastornos hepáticos, para quienes resulta más saludable la cocción en el horno, aunque las preparaciones resulten más secas. De todos modos, para que los alimentos no absorban demasiado aceite, deben sumergirse en aceite caliente.
El producto resultante de la fritura, también recibe este nombre, por ejemplo: “Hoy almorzaremos una deliciosa fritura de calabacines revueltos”.