Concepto de música

Música es un vocablo griego que significa lo referido a las musas y su arte. En la antigua Grecia bajo este concepto se englobaba además de la música propiamente dicha, a la danza y a la poesía, manifestada sobre todo en los teatros. Luego se discriminó entre ellas, pues si bien todas procuran placer sensorial, la música lo hace a través del sentido del oído, combinando sonidos y pausas, creando melodías rítmicas y armónicas.

Los antiguos pueblos mesopotámicos utilizaron ya la música con fines religiosos, donde los cánticos, primera forma de expresión musical, se acompañaban con flautas y timbales. También de épocas primitivas datan los instrumentos musicales, como las liras y las arpas. Este último instrumento fue muy usado por los egipcios. En la India también la música se relacionó con la religión, siendo su escala musical (sucesión de notas ordenada en forma creciente o decreciente) primitiva, de siete notas. Los emperadores chinos apoyaron a los músicos particulares, y su escala musical es de cinco notas.

El Imperio Romano difundió la música griega por toda Europa, y fue la raíz de la música cristiana. Con la caída del Imperio Romano fueron los árabes los cultores de la música, creando una verdadera teoría musical.

Entre los términos musicales más usados, que conforman sus elementos, podemos reconocer:

Melodía: Sucesión de sonidos completa y definida, con sentido propio, con mayor relevancia que la armonía y el contrapunto que la acompañan. La armonía es el arte que enlazar los acordes musicales uniendo y combinando sonidos acordes. El contrapunto es una técnica musical que superpone distintas líneas melódicas. La sucesión proporcional de duraciones de sonidos y silencios, determina el ritmo. Los signos gráficos de la música se escriben en un pentagrama, donde se indican las claves, compases, notas, silencios, etcétera.