Concepto de música moderna

Música moderna o modernista es para la mayoría, la música del siglo XX, llamada así por su intento de renovar el género, es vanguardista, haciendo un quiebre con la tradición, en sintonía con el modernismo que se vivía en lo cultural, con los cambios sociales y los primeros avances tecnológicos; que en su primera década desarrolló el dodecafonismo (los doce tonos son tomados como equivalentes y sin jerarquía) con compositores tales como Albab Berg, Arnold Schönberg y Antón Webern.

Un gran compositor del siglo pasado fue el ruso Igor Stravinsky (1882-1971) considerado como el reinventor del género clásico. A partir de 1950 utilizó la técnica del dodecafonismo.

Otros de los grandes pioneros de la música moderna fue el compositor estadounidense de música clásica, y Charles Ives (1874-1954) que incorporó la música folklórica estadounidense, dándoles a sus composiciones un estilo personal.

En Italia, Francesco Balilla Pratella (1880-1955) y Luigi Russolo, fueron representantes de la música futurista, siendo sus características, la libertad de ritmo y la atonalidad.

Heitor Villa-Lobos, compositor brasileño (1887-1959) para la renovación musical se basó en el folklore; el alemán Carl Orff (1895-1982) reaccionó contra el romanticismo, siendo considerado como neoclasicista.

En Francia, la renovación fue iniciada por Eric Satie (1866- 1925) y en el período de entreguerras por Arthur Honegger, Darius Milhaud y Francis Poulenc.

Luego de la Segunda Guerra y con el desarrollo de la electrónica surgieron la música electrónica de Karlheinz Stockhausen, la aleatoria o improvisada de John Cage o la estocástica, con reglas preestablecidas, de Iannis Xenakis.

En la década de 1970 se impuso el minimalismo, cuyo mayor exponente es Terry Riley nacido en 1935, con elementos fijos que se repiten para hacerla más simple.