Concepto de novela

Novela deriva del latín “nova” que significa nueva, y de allí pasó al italiano “novella”, como relato de ficción, aunque puede intercalar datos reales; extenso, escrito en prosa, cuyo origen se halla en el medioevo. Se diferencia del cuento por su trama más compleja, con mayor cantidad de personajes, y sobre todo por ser más largo, estimándose que una novela debe contar al menos con 60.000 palabras, pudiendo incluir o no el diálogo entre los personajes. Si posee más de 200.000 palabras es una novela extensa.

Los temas que se incluyen en este género son múltiples: ficción, aventura, drama, humor o picaresca, costumbrista, romántica, policial, bucólica o pastoril, etcétera. La novela de caballería, tuvo su máximo exponente en “Don Quijote de la Mancha”, de Miguel de Cervantes Saavedra, que se originó en la idea de ser una burla a este tipo de obras.

A las tradicionales novelas cuyos protagonistas eran héroes, le sucedieron novelas como las francesas del siglo XIX, propias del romanticismo, donde abundaron las expresiones de sentimientos, la descripción histórica y relatos de viajes. A ellas se le contraponen las novelas actuales, con personajes que viven los conflictos cotidianos que muchas veces los atormentan y angustian.

Con la aparición de la televisión, surgieron las telenovelas, que son historias románticas que se desarrollan generalmente en capítulos, seguidos por televidentes, e interpretados por actores en base a un libreto de este género novelesco.

También se llaman novelas a las constituciones dictadas luego de la codificación del emperador Justiniano, por este mismo emperador, no incluidas en su código, por ser posteriores.