Concepto de ópera

La palabra ópera, deriva del latín “operari” que significa operar o trabajar. De allí pasó al italiano para denominar a la obra musical. Se utiliza este vocablo para designar la música surgida en el renacimiento italiano, más precisamente en el período barroco, datando la primera ópera publicada del año 1600.

En la ópera se representan en escena fundamentalmente la música y el canto, sintetizando acción, música y texto, generalmente dramático.

Reconoce como remotos antecedentes al misterio o auto medieval, y la pastorela, ejecutada por los trovadores de la Edad Media, donde en composición dialogada y fantasiosa el caballero intenta conquistar a la pastora.

Monteverdi (1567-1643) fue el primer maestro de este estilo, que se inspiró en la literatura griega, siendo sus composiciones destinadas a la corte de Mantua. Su primera obra fue “Orfeo” (1607). Un año después “Arianna” (la música se perdió) lo consagró definitivamente. Otro pionero fue Jacopo Peri (1561-1633) es llamado el inventor de la ópera. Su obra “Euridice” es del año 1600.

Mozart (1756-1791) que compuso 22 operas, Wagner (1813-1883) conocidas sus óperas como “dramas musicales” y construyó para sus óperas un teatro propio, o Verdi (1813-1901) con obras como “Aída” con destino a la Ópera del Cairo, son destacadas figuras de este género.

En Italia, durante los siglos XVIII y XIX surgió la ópera bufa, con temas graciosos. Este tipo de ópera jocosa se llamó en Francia ópera cómica, ambas nacidas para luchar contra el convencionalismo, y para hacerla más popular, aunque la última (la francesa) fue menos exuberante.