Concepto de panteón

La palabra panteón reconoce una etimología griega. Proviene de “pantheum”, vocablo compuesto, integrado por “pan” que puede traducirse como “todos” y por “theos” cuyo significado es “Dios”, siendo su acepción tradicional la designación del conjunto de dioses de cualquier religión politeísta y referido además, a los templos dedicados a su culto.

El general romano, Agripa en el año 27 antes de Cristo hizo construir un panteón en Roma, el que fue reconstruido por el emperador Adriano, obra que se terminó en el año 125, y es arquitectónicamente famosa por su cúpula elaborada con piedra pómez y toba para que resulte menos pesada; y su fachada compuesta por columnas. Con la aceptación del cristianismo, el panteón romano se convirtió, a partir del siglo VII, en una iglesia, la “Santa María de los Mártires”. En los albores de la modernidad ese lugar fue destinado al entierro de personalidades célebres como el pintor renacentista Rafael Sanzio. La costumbre de enterrar en forma colectiva a personajes influyentes hizo que la palabra panteón pasara a designar a los sitios donde se realizan enterramientos colectivos, a veces familiares y a los monumentos que cobijan a varias sepulturas, en general situados en algún lugar de un cementerio.

Concepto de panteón

Un famoso panteón del siglo XVIII, es el de París, que fue terminado durante la violenta Revolución Francesa, en 1790. Es de estilo neoclásico; y su destino que en sus orígenes era el de evocar a Santa Genoveva, patrona de la ciudad se convirtió en un templo donde se depositaban los patriotas muertos. Vuelta la monarquía cobra su función original de culto a Santa Genoveva, y luego de varias idas y venidas en este sentido, a partir de 1885 se volvió a su utilización como lugar de descano final de héroes y próceres. En 1920 se lo declaró monumento histórico.