Concepto de posmodernidad

Posmodernidad significa en su sentido literal, después de la modernidad: la modernidad se caracterizó por la exaltación de valores estables y tradicionales: cultura del esfuerzo, familia, religión, justicia, responsabilidad, idealización de próceres y héroes históricos, importancia del pensamiento racional y el avance científico.

Desde la segunda mitad del siglo XX, el posmodernismo cuestionó los valores tradicionales, los criticó y desafió.

En el posmodernismo se destaca la cultura popular o de masas, el pluralismo, la diversidad, el relativismo, el desencanto, la crítica a la razón y el surgimiento de la apreciación de los sentimientos, de las propias inquietudes y goces, la fascinación por el presente, el consumismo, el poder de los la tecnología y los medios de comunicación, el cuestionamiento a los padres de la patria y a los hechos históricos antes dogmáticamente aceptados, la ecología como problema; y esta filosofía se expresa en el arte, en la literatura, en la religión, y en general en la vida cotidiana.

El hombre moderno confiaba en sus posibilidades de cambiar el mundo, quería saberlo todo, y pensaba que su razón era muy poderosa para alcanzar esos fines; el hombre posmoderno no, y por eso se angustia. Sus contradicciones lo agobian y trata de buscar explicaciones trascendentes al igual que el hombre moderno, pero ya no en las religiones tradicionales, sino en otras nuevas.

En Literatura aparece luego de la Segunda Guerra Mundial, manifestándose en géneros y estilos variados. Podemos mencionar como posmoderna la obra de su precursor el escritor irlandés, James Boyce (1882-1941) y la del italiano, de Humberto Eco (1932-2016) quien consideraba al posmodernismo no tanto como un momento histórico sino espiritual, donde, en su novela policial y de misterio, “El nombre de la rosa” de 1980, trata de la averiguación de crímenes en serie ocurridos en una abadía del siglo XIV. En ella analiza críticamente la vida monacal.

En Estados Unidos y Francia se inicia el posmodernismo en la Arquitectura, cuyas características pueden ser: los techos a dos aguas, retorno de las columnas
y la, combinación de estilos, que vuelven al estilo arquitectónico posmoderno ambiguo y ecléctico. Hacia 1980, el posmodernismo se extendió a otras formas artísticas (pintura, escultura, cómic, etcétera).