Concepto de proscenio

La palabra proscenio se originó en el griego προσκήνιον que puede leerse como “proskḗnion” término compuesto por el prefijo de antelación “pro” y por “skḗné” que designaba una barraca o tienda de campaña.

Los primeros teatros griegos se construyeron aparentemente en huecos naturales de las laderas de colinas cercanas a un templo. Luego se le agregó la “orchestra” que era una zona circular y plana con un altar central. En las laderas se colocaban los asientos en forma de herradura (graderío) y por detrás se situaba el escenario con una entrada en la parte central y dos laterales que conducían a los camerinos. El proscenio se levantaba detrás del escenario, y era una pared con pinturas alegóricas que oficiaba de decorado.

Concepto de proscenio

En latín, “proscenium”, designaba en sus teatros donde se había eliminado la “orchestra” pues ya no había coro, y los escenarios eran obras arquitectónicas; la parte delantera de estas estructuras.

Los teatros decayeron en la Edad Media bajo la crítica de la iglesia que condenaba esta forma de expresión y los actores realizaban sus representaciones de modo ambulatorio, usando muchas veces sus carretas como escenarios,

Resurgidos los teatros con el Renacimiento que revitalizó la cultura clásica, los arquitectos italianos construyeron tetaros siguiendo el modelo romano, y es el antecedente del teatro moderno, elaborando el llamado arco proscenio. Narciso Díaz de Escovar, polígrafo español (1860-1935) y el historiador de la misma nacionalidad, Francisco de Paula Lasso de la Vega describieron el teatro renacentista, y explicaron que el proscenio era la desembocadura del escenario, donde sí la había, se ubicaba la orquesta. Delante del proscenio se ubicaban, sentados, los espectadores más reconocidos, y detrás, la mayoría del pueblo, que permanecía de pie.

En la actualidad y de acuerdo a esos antecedentes históricos, el proscenio (que puede o no existir, en cuyo caso habrá menos contacto directo entre actores y público) se ubica en el escenario, en la parte que queda cerca de los espectadores, o sea de la primera fila donde se disponen las butacas.

También es proscenio el arco que enmarca la actuación de los personajes en escena. Generalmente el escenario propiamente dicho y el proscenio, están delimitados por un telón que se abre cuando empieza la puesta en escena y se cierra al término de cada acto y al fin de la función.