Concepto de teatro

Del griego theatron (lugar desde donde algo se contempla) surgió en torno a rituales y homenajes a los dioses. Se denomina teatro al lugar donde las obras dramáticas u otros espectáculos escenográficos son representados. Las obras allí representadas se llaman obras teatrales o de teatro.

El teatro floreció en la antigua Grecia, donde se montaban estas representaciones al aire libre, ayudados por el clima mediterráneo.. Las tragedias de Esquilo, Sófocles y Eurípides, y las comedias de Aristófanes y Menandro fueron representadas en la época de Pisístrato (534 a. C). Lo primero que se representaban eran las tragedias, y luego las comedias, que parodiaban, haciendo risueñas, las tragedias anteriores. Generalmente se exponía un tema único, de manera simple y contundente. Se acompañaban muchas veces de coros.

Para representar una obra en escena, debemos contar con un texto dramático, que pueda ser representado frente a un público. Estos textos están escritos en forma de diálogo, y constituyen el texto principal. Cada personaje que habla, figura en el texto precediendo lo que dicen. Luego del nombre y antes del texto, que corresponde al personaje se coloca una raya, o guión de diálogo.

Hay una parte del texto que no se expone ante el público, llamado texto secundario o acotaciones, que indican cómo debe hacerse la puesta en escena, la actitud a adoptar por los personajes, el decorado, etcétera.

Existe un espacio escénico, que transcurre sobre el escenario, y un espacio dramático, que el espectador debe imaginar.

Los diversos personajes (personare significa resonar, y alude a las máscaras que usaban los personajes del teatro griego con una sola abertura en la boca, que les daba mayor sonoridad a sus voces) de la obra teatral son encarnados por actores, que están dirigidos por un director.