Concepto de trilogía

La palabra trilogía tiene su origen etimológico en el griego τριλογία, pues en la Grecia Clásica designaba a las tres tragedias que se presentaban en las fiestas donisiacas a concurso; un ejemplo de ello es la trilogía de Esquilo denominada “Orestíada”, única que nos ha llegado del pasado. La primera obra que la integra es “Agamenón” (relata la vuelta de Agamenón de la Guerra de Troya) la segunda, “Las coéforas” plantea la venganza de Electra, y la tercera “Las euménides” (juicio de Orestes, hijo de Agamenón). Obtuvo el premio máximo en estas fiestas en homenaje a dios Dionisio en el año 458 antes de la era cristiana.

Concepto de trilogía

En la actualidad se usa para designar a una serie de tres obras artísticas de un autor único, que aunque poseen autonomía tienen entre ellas algún hilo conductor, dado por poseer uno o más elementos comunes, como su protagonista, contenido o línea argumental. En general, la primera obra no tiene un cierre definitivo sino que permite ser continuada o recreada en una nueva edición diferenciada. Puede tratarse de novelas, historietas o películas.

Una trilogía muy conocida es “El Señor de los Anillos” de autoría del británico J.R.R. Tolkien, que fue llevada al cine con un gran éxito. Su argumento épico y fantasioso supo atrapar al público, especialmente joven.

Otra trilogía de películas de ficción es “Matrix” destinada también a un público joven y deseoso de aventuras bajo la dirección de los hermanos Wachowski, que presagió un futuro de humanos al servicio de las máquinas.

Se denomina trilogía mediterránea al conjunto de los tres productos que componen básicamente la agricultura del mediterráneo, que son la vid, el olivo y el trigo, que originan el vino, el aceite de oliva y el pan, que caracterizan a esa zona geográfica.