Concepto de vanguardia

Es una palabra francesa con sentido castrense, que alude a las tropas que van por delante en el ejército, en la primera línea; la de choque con el enemigo.

Por extensión se utiliza en el plano artístico, científico, o tecnológico, para aludir a los movimientos de renovación y cambio de las formas artísticas, científicas o tecnológicas anteriores, pues van al frente, innovando y rompiendo con lo anterior. También se usa en materia de moda.

Surgieron los movimientos de vanguardia, a partir de la crisis del racionalismo en el siglo XIX, cobrando fuerza en el siglo siguiente, cuando las guerras, sobre todo la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, las crisis económicas, y los adelantos técnicos mostraron un mundo en constante cambio.

El arte de vanguardia se aleja de la naturaleza, a la que ya no plagia, pues intenta separarse del realismo. Modifican la naturaleza e incluso llegan a deformarla. Son movimientos novedosos y temporarios, ya que no buscan perdurar, sino innovar y provocar, sin sujeción a ninguna regla, y proclamando la libertad expresiva.

Las formas arquitectónicas se tornan asimétricas, la escultura se libera de las formas, y la pintura instaura lo abstracto, desterrando lo figurativo. La literatura se torna libre, sin medida en los versos y sin sintaxis, expresando sobre todo, estados anímicos.

La vanguardia en cine se produjo en Francia y Alemania en el año 1908, caracterizado por hacer surgir en el espectador reacciones psicológicas.

Fueron movimientos de vanguardia, el impresionismo, el expresionismo, el futurismo el cubismo, el fauvismo y el dadaísmo, entre otros.

En política, los socialistas utópicos representaron la vanguardia en el rompimiento del modelo capitalista, nacido tras la Revolución Industrial.