Concepto de vidriera

La palabra vidriera deriva en su etimología del término latino “vitriaria” siendo su significado el de un espacio construido con vidrio, que gracias a su transparencia permite visualizar lo que se exhibe detrás, de uso muy común en los comercios, que las utilizan para mostrar las mercancías a la clientela y con ello, acaparar su atención, tentándolas para que compren. A veces son vitrinas que muestran los artículos en el interior del negocio, a quienes entran a comprar o preguntar; y en otros casos son vidrieras que dan al exterior para ser vistas por los transeúntes. El armado de las vidrieras es una especialidad que poseen los vidrieristas, que saben combinar colores, tipos de productos, modos de colocarlos, para que las vidrieras resulten atractivas, sugerentes y motivadoras, incitando el deseo de adquirir lo exhibido en ellas. Su sinónimo es escaparate. En México también se las conoce como aparador.

Concepto de vidriera

Por extensión, se aplica el vocablo, para designar la exposición de ciertas personas, en ciertos lugares de gran acceso al público, o con gran difusión. Por ejemplo: “este libro que publicaste te sirvió de vidriera para que se conozca tu talento”.

Es además el lugar donde el vidrio es fabricado o comercializado, llamándose también a estos sitios, vidrierías.
Como expresión artística, las vidrieras policromadas, también llamadas vitrales, son combinaciones de vidrios coloridos, que forman figuras, utilizadas frecuentemente en el arte gótico, que se usó desde fines del medioevo, decorando palacios e iglesias. Pueden destacarse las catedrales de Reims, Amiens y Chartres, con sus hermosas vidrieras iluminadas, que ponían ilustraciones a las historias cristianas.

La obra de Hans Jacob Nuscheler, de Zurich, del siglo XVI, se muestra en el museo del Louvre, en París. En ella, usando la técnica de vidriera, el autor representa la escena religiosa donde los israelitas atraviesan el mar Rojo, mientras los ejércitos del faraón los persiguen.