Concepto de yoga

Derivada de la raíz sánscrita “yuj” la palabra yoga puede traducirse como unión, siendo la comunidad del hombre con el infinito, o en forma más general, la materia con el espíritu. Su objetivo es perfeccionar al hombre, iluminarlo espiritualmente, pero con especial atención a su cuerpo, considerado como templo de la Luz.

El origen del yoga se halla en la India, y puede remontarse según el profesor, filólogo e hindólogo, Max Müller (1823-1900) a unos 6.000 años atrás. Otros autores lo datan en fechas aún anteriores, y hace parte de su filosofía.

El yoga del bienestar físico se denomina Hatha Yoga (yoga solar y lunar). El Yoga Real es el Raja Yoga, su más alta expresión, que es el Yoga de la conciencia, y necesita ser precedido por el Hata Yoga, generalmente.

Las posturas que se emplean en la práctica del yoga, acompañadas con la respiración profunda, se denominan “asanas”, son la primera etapa del Hata Yoga, y son un arte que se aplica sobre el cuerpo para normalizar las funciones orgánicas, teniendo influencia sobre todas las glándulas y órganos, liberando de impurezas el cuerpo y la mente. El control corporal aparece como el instrumento que permite armonizar lo físico, con lo mental y lo espiritual. Las otras etapas son el control respiratorio o Pranayama; la tercera el control nervioso o Pratyahara, la cuarta, donde ya se entra en el ámbito del Raja Yoga, es el control mental o Dharana, la quinta es la meditación o Dhyiana, y la última es la iluminación espiritual o Samadhi

La práctica del yoga se ha popularizado en la cultura occidental para perfeccionar las posturas, aliviar el stress, mejorar la concentración mental y aprender las técnicas de respiración. Se recomienda comenzar a partir de los 6 años y no después de los 65.