Concepto de abandono

Abandono alude al efecto y a la acción de abandonar, palabra originada en el vocablo francés “abbandoner” con el significado de dejar a algo o alguien desprotegido, sin cuidado y librado a su destino.

Se pueden abandonar cosas, con intención de hacerlo (de lo contrario las habríamos perdido) en cuyo caso puede otro apropiárselas, si son objetos muebles. En los inmuebles, el abandono puede también ser motivo de adquisición por parte de terceros si lo habitan y cuidan durante determinado tiempo con inactividad del titular, en cuyo caso, cumplidos los plazos legales, podrán iniciar una demanda por prescripción adquisitiva.

Concepto de abandono

También son susceptibles de abandono, los estudios, trabajos, competencias, cursos, etcétera. Esto provoca en general pérdidas de tiempo, económicas y frustración. Estos abandonos pueden suceder por malos tratos, resultados negativos, falta de estímulos, baja autoestima, etcétera.

Las ideas, políticas o religiosas también pueden ser motivo de abandono, cuando quien las poseía cambia de opinión, defendiendo otras o directamente dejando de creer.

Se abandonan también amigos, novios o novias, parientes, alejándose de ellos y rompiendo el vínculo sentimental que los unía.

Hay personas que abandonan sin ninguna piedad a sus mascotas, porque les son molestas, se van de vacaciones o simplemente se cansaron de cuidarlas. Actitud sumamente reprochable e irresponsable, que deja a estos animales en situación de calle, con los consiguientes riesgos para ellos y los demás.

Existen también personas que son abandonadas a su suerte, por quienes tienen el deber de cuidarlas, prestarles auxilio o atención, configurándose en estos casos el delito de abandono de personas. Por ejemplo, los padres tienen la obligación de cuidar a sus hijos menores, y si los dejan en otro sitio, quedan bajo la guarda de otros adultos responsables, por ejemplo, cuando concurren al colegio. Tanto padres o maestros que no se ocupen de ellos creando una situación de peligro para los niños, hacen abandono de persona. Otros casos serían el de un médico que se rehúsa a atender un paciente grave, no habiendo otro que pueda asistirlo; un anciano a cargo de su familia o internado en un asilo, al que se lo deja sin cuidado ni alimentos, etcétera.