Concepto de abuso

Abuso, etimológicamente proviene del latín “abusus”, de “ab” = contra y “usus” = uso, o sea que significa un uso contrario al correcto o indicado. Abusa de un derecho quien utiliza el mismo en forma excesiva, extralimitada, impropia o injusta, causando perjuicios a terceros.

Hay muchas clases de abusos:

Abuso del derecho es cuando se utiliza un derecho o facultad legalmente concedida pero en contra de los fines para el cual fue dado, o se opone a la moral, la buena fe y las buenas costumbres. Quien abusa de un derecho deberá responder legalmente por los perjuicios que ocasione.

Existe abuso de confianza como delito penal cuando teniendo alguien en su poder una cosa de otro legítimamente, no la devuelva en el período indicado (plazo) o cuando teniendo legítimamente a su cargo la administración de los bienes de un tercero, por ejemplo, el caso de un tutor o un curador, utilice esa gestión en su propio beneficio o para otra persona.

Existe abuso de autoridad cuando teniendo alguien autoridad o poder sobre otra persona se extralimite en su ejercicio, causándole perjuicios psíquicos y/o físicos. Así por ejemplo, un policía que detiene en la vía pública a alguien sin motivo; el padre que golpea a su hijo de modo que no se limite a una mera corrección, sino que lo lastime; el jefe que hace trabajar a su empleado en condiciones indignas; cometen abuso de autoridad.

El abuso sexual se configura cuando no media consentimiento de la otra persona con quien se mantiene actividad sexual. En este caso toda persona mayor de edad tiene derecho a tener actividad sexual, con otro mayor de edad, pero necesita que la otra lo consienta. Puede ocurrir entre adultos, entre un adulto y un niño, o entre menores.