Concepto de acuñar

La palabra acuñar es utilizada especialmente en materia de política económica, y para designar la impresión o sello que se coloca con una herramienta de acero para hacer piezas metálicas, como monedas o medallas o escudos (de oro, plata, cobre) que tienen figuras que quedan grabadas, y también un valor (en las monedas) para hacerlas distintivas, representativas, y certificarlas como auténticas, para evitar la falsificación.

Ese molde se denomina troquel o cuño, palabra esta última que origina acuñar, que deja una señal o grabado, y suplantó el efectuado a martillo que golpeada a la pìeza de metal calentada, y luego al torno.

Las nuevas monedas acuñadas comienzan a circular en el mercado con fines de usarlas en el circuito comercial o económico, teniendo valor legal y respaldo estatal. Aunque las monedas grabadas ya se usaban en la antigüedad, por ejemplo entre los griegos y romanos, la acuñación de monedas tuvo gran desarrollo a partir del siglo XVIII, con el apogeo de la Revolución Industrial.

Por extensión se aplica a cualquier tipo de creación, especialmente en materia lingüística (recordemos que las palabras son convencionales y por ello productos de la inventiva humana) por ejemplo: “el poeta francés Wilhelm Apollinaire de Kostrowitsky, acuñó la palabra surrealismo en el año 1917”, o “La expresión imaginario social fue acuñada por Cornelius Castoriadis en 1964”. También se habla de acuñar lemas o frases, que pasan a formar parte del uso popular o de ciertos sectores específicos, técnicos, científicos, artísticos, etcétera, y en ciertos casos logran ser famosas.