Concepto de allanamiento

Un allanamiento hace referencia a la acción de allanar y a su efecto, siendo el verbo allanar, procedente de de llano, originado en el latín “planus”, por lo que allanar tiene en sentido literal, el significado de “aplanar”, como cuando decimos que se ha allanado un terreno, quitando sus desniveles para poder construir sobre él.

Por extensión, comenzó a aplicarse “allanamiento” a aquellos casos donde se quitaban los obstáculos, sea cual fuera su origen, por ejemplo: “Hemos logrado el allanamiento de la dificultad de comprensión del alumno probando con otras estrategias cognitivas” o “La pareja ha allanado sus dificultades con comprensión, diálogo y paciencia”.

Concepto de allanamiento

En el campo jurídico, y más precisamente en el Derecho Procesal, el allanamiento de morada, es un medio que se emplea para ingresar en el domicilio de alguien con orden judicial, y aún contra la oposición de sus moradores, para proceder a un embargo, secuestro de bienes, registro, búsqueda de pruebas u otros fines investigativos. El allanamiento de domicilio si bien restringe el derecho de propiedad y de intimidad, es un claro ejemplo de que los derechos subjetivos no son absolutos sino que ante la necesidad de esclarecer un delito o impedir su comisión, o el perjuicio de terceros, interviene un magistrado para remediar esta colisión de derechos y rescata el interés superior.

También dentro del derecho, se conoce como allanamiento, al acto jurídico unilateral de reconocimiento del demandado respecto a las pretensiones del actor, abandonando su derecho a defenderse o reconvenir. Esto produce la finalización del proceso judicial, pues ya existe aceptación del reclamo. Si el allanamiento es parcial y puede hacerse un pronunciamiento separadamente sobre este tema, el juicio sigue respecto a la falta de allanamiento.