Concepto de autocracia

La autocracia, del griego, “auto”, que significa por sí mismo, y “cracia” que se traduce como gobierno, es aquella forma política cuyo gobierno es ejercido por una sola persona, que se otorga sí misma poderes ilimitados, siendo semejante a la dictadura, pero que tiene diferente aplicación práctica. En la Antigua Roma, la Dictadura era una magistratura que se establecía con carácter excepcional, por no más de seis meses, con todos los poderes, pero con el fin de restablecer el orden, temporariamente. Una vez concluido el fin, desaparecía.

Modernamente las dictaduras militares que tomaron el poder en América Latina, también lo hicieron bajo el pretexto de restablecer el orden y luego convocar a elecciones democráticas, pero muchas no cumplieron ese objetivo. En estos casos el gobierno estuvo en manos a veces de una persona pero también de un conjunto de ellas, como ocurrió con las Juntas militares que gobernaron la república Argentina ente los años oscuros, entre 1976 y 1983.

En cuanto a la tiranía, puede ser más asimilable a la autocracia, ya que es una deformación de la Monarquía, que es el gobierno de uno, pero en el caso de la tiranía el gobernante actúa no en vistas al interés común sino al suyo personal.

La monarquía rusa que ejerció el poder entre los siglos XVII y XIX puede ser calificada típicamente de autocracia. Se trató del régimen zarista, con poder no solo político, sino también económico y religioso, o sea total, sin sujeción a leyes, lo que hacía que el pueblo tuviera hacia el poder estatal una sujeción incondicional. El poeta inglés Robert Southey (1774-1843) usó el nombre de autocracia para calificar el gobierno de Napoleón Bonaparte.