Concepto de carta poder

Usada generalmente para negocios de poco monto, o alguno concreto y no demasiado trascendente, la carta poder es un documento de tipo privado, pues se trata simplemente de un escrito (carta) que la parte otorgante firma en presencia de testigos (la ley generalmente requiere dos) a diferencia de los poderes generales o particulares redactados ante notarios que les dan fe pública.

Es un acto voluntario, que requiere poseer capacidad para contratar (no podría ser otorgado válidamente por ejemplo, si uno de ellos es menor de edad) cuyo contenido debe ser lícito y de posible ejecución para que pueda ser pasible de accionar judicialmente por su cumplimiento.

Está redactada en forma de carta, donde se consigna la fecha del otorgamiento, los datos personales de las partes (poderdante y apoderado), de los testigos, la mención de las facultades concedidas del apoderado, y debe ser suscrita por el otorgante (poderdante) y por el apoderado, que es quien en adelante posee el mandato para actuar en nombre y por cuenta del poderdante, por el tiempo estipulado o hasta que el poderdante revoque la autorización, en los términos consignados en el documento, y dos testigos, mediante el cual se apodera a determinada persona para la realización de actos jurídicos, por ejemplo, un anciano que por problemas de salud no puede ir a cobrar su jubilación otorga una carta poder a un familiar o un tercero para que la cobre por él. La carta poder una vez vencido el plazo de otorgamiento, puede ser renovada por acuerdo de partes. Otro ejemplo es el otorgamiento de carta poder para la venta de acciones que pueda darse a un corredor de bolsa.

El fallecimiento de una de las partes o su incapacidad sobreviviente, ocasiona la pérdida de su validez.