Concepto de concurso

La palabra concurso proviene en su etimología del latín “concursus” con varias acepciones. Puede referirse a la participación en algún evento, como cuando se dice “se realizó el acto con el concurso de autoridades nacionales” aludiendo a concurrencia.

En otro ámbito, se habla de concurso como la participación de varias personas, potencialmente aptas según las bases y reglas fijadas para el concurso, en vistas a obtener u premio o cargo, a decidir el ganador en virtud de sus méritos físicos, intelectuales o artísticos. Se realizan para decidir cargos académicos u oficiales, o en materia de deportes, arte o Literatura; por ejemplo “participé en un concurso de poesías”. En el caso de cargos se habla muchas veces de concursos de oposición y antecedentes, donde los candidatos deben rendir un examen (oposición) y presentar su currículum con sus antecedentes de títulos, cursos y empleos anteriores (antecedentes). La decisión en la distribución de cargos o premios está a cargo generalmente de un jurado idóneo.

En el Derecho Comercial argentino se denomina concurso preventivo, legislado por la ley 24.522, a la reunión en la que se convoca judicialmente a los acreedores de un deudor que ha caído en estado de insolvencia, caracterizado por la cesación de pagos, o sea que no puede cumplir con sus obligaciones contraídas, para evitar la quiebra del mismo, siendo una facultad del deudor. La empresa seguirá operando bajo la autoridad del deudor pero fiscalizada por un síndico en su actuación, y el deudor resulta inhibido en la disposición de sus bienes, debiendo presentar una propuesta a sus acreedores distribuidos por categorías.