Concepto de conminación

La conminación es el acto y el efecto de conminar, del latín “comminari”, palabra integrada por el prefijo integrativo “con” y por el verbo “minari” con el significado de amenazar.

Una conminación es, entonces, una amenaza o intimidación de tener una consecuencia negativa, legítima o ilegítima para obtener un resultado inmediato. Se trata de una exigencia intimidatoria desde una situación de poder. Por ejemplo: “El profesor me ha conminado a que realice la tarea para mañana, pues de lo contrario me calificará negativamente”, “Mi novia me ha conminado a que le proponga casamiento o terminamos la relación”, “Mi padre me conminó a terminar mis estudios o no me mantiene más” o “El secuestrador ha conminado a la familia de la víctima a entregar hoy el rescate, bajo amenaza de muerte para la víctima”.

Concepto de conminación

En el ámbito jurídico se emplea, cuando una autoridad judicial o administrativa, exige una acción u omisión, amenazando con un castigo si no se cumple. El Estado es el único organismo en una sociedad civilizada que puede conminar bajo amenaza de castigos por omisiones u acciones contrarias al Derecho, para impedir la justicia por mano propia. Ejemplos: “El juez conminó al testigo a decir la verdad bajo amenaza de procesarlo por falso testimonio en caso de que mienta”, “El reo obtuvo la libertad condicional, pero fue conminado a tener una conducta intachable, pues de lo contrario, se le revocará el beneficio”, “Me ha llegado una intimación pública, conminándome al pago de los impuestos adeudados, bajo apercibimiento de embargarme mis haberes y posesiones”.