Concepto de curia

Con la palabra curia se designa a una subdivisión de las tres tribus romanas (Ramnenses, Titienses y Lúceres) que conformaron el Estado romano. Cada una de estas tres tribus se integraba por diez curias, que a su vez eran la reunión de diez grupos familiares o gens. Las curias entonces, eran treinta, y tenían participación política en las Asambleas Populares o Comicios Curiados, que subsistieron hasta que el rey Servio Tuio los reemplazó por los Comicios Centuriados, conformados ya no por vínculos familiares o de sangre, sino por su situación patrimonial.

En los comicios curiados cada una de las treinta curias tenía un voto, y las decisiones se tomaban por mayoría.

Con la significación de Tribunal, la palabra curia fue empleada a partir de la Edad media, designando a todos los que integran la iglesia católica en sus niveles de gobierno o de gestión administrativa, comprendiendo tanto a religiosos como a civiles. Se la conoce además como Curia Vaticana, cuyo máximo poder reside en el Papa, al que toda la curia le brinda ayuda y asistencia para el logro de los fines de la iglesia. También designa a los Tribunales encargados de impartir justicia.

Con la expresión latina “Iura novit curia” se alude en el ámbito jurídico, a que el Juez que decide las cuestiones controversiales, conoce el derecho que les asiste a las partes y puede aplicarlo aún cuando ellas no se hayan amparado en él, o puede aplicar una ley diferente a la que las partes han señalado para resolver el asunto.