Concepto de Digesto

La palabra Digesto, es un término jurídico, que procede en su etimología del latín “digestus”, vocablo integrado por el prefijo “di” que indica divergencia, y por “gestus” que es hacer algo, en este caso, ordenar las normas jurídicas contradictorias o dispersas, para otorgarles sistematización.

El Digesto fue una de las partes de la famosa compilación de leyes y opiniones de jurisconsultos que realizó el emperador romano Justiniano, de Oriente o emperador bizantino, que contaba con cincuenta libros, y fue realizada en el año 533. Allí ordenó los “iura”, o sea las opiniones vertidas por los famosos juristas clásicos romanos. Sin embargo las citas no están tomadas en sentido literal, ya que Triboniano, su redactor, fue autorizado por Justiniano a modificarlas si era necesario por razones prácticas. Otras partes de la obra, conocida como “Corpus Iuris Civilis” eran el Código, las Institutas y las Novelas.

Concepto de Digesto

Al Digesto también se lo conoce como Pandectas, término griego. Se divide en siete partes. La primera abarca los primeros cuatro libros y se ocupa de principios generales. La segunda, los libros cinco a once. Trata de las acciones, la propiedad y su defensa, y de otros derechos reales. La parte tercera son los libros doce a diecinueve y se ocupa de obligaciones y contratos. La cuarta, los libros veinte a veintisiete y el tema son las obligaciones y el derecho de familia. De las herencias, legados y fideicomisos se ocupan los libros veintiocho a treinta y seis, que conforman la parte quinta. La sexta la integran los libros treinta y siete a cuarenta y cuatro, que tratan sobre la herencia pretoriana. La parte séptima son los libros que van del cuarenta y cinco al cincuenta, con temas penales y de derecho municipal.

La copia más antigua que aún podemos apreciar, data del siglo VI, y es el Manuscrito Pisano o Florentino. Se lo conoce con ese nombre porque estuvo en la ciudad de Pisa hasta el año 1406 y luego se lo trasladó a Florencia.

Si bien el Digesto, es por excelencia, esta obra justinianea, en la actualidad se le dice Digesto a toda recopilación de normas, como el caso por ejemplo del Digesto Administrativo que reúne a todas las normas que reglan una Institución, o el Digesto Municipal, que recopila las ordenanzas de ese organismo, o el Digesto de Normas Técnicas del Automotor, que trata sobre esa temática.