Concepto de foro

Del latín “forum” la palabra foro significa afuera. Era en la Antigua Roma un lugar que en sus inicios se encontraba fuera de las murallas de la ciudad, en su entrada, con funciones comerciales, religiosas y judiciales, que en seguida fue ubicado en el interior de la “civitas”, siendo su centro, la plaza pública, donde confluía toda la vida pública. Fue el lugar famoso donde se resolvían los litigios en épocas primitivas y donde se reunían las asambleas populares. En el Imperio los magistrados impartían justicia en lugares cerrados y los comicios dejaron de funcionar, al concentrar el “Prínceps” y el Senado todo el poder.

De este concepto de foro como lugar de reunión y debate del “populus” romano, se llegó al actual concepto de foro como sitio de debate oral sobre un tema planteado, ya sea realizado de modo real o virtual.

Con el significado de salir o quedarse afuera de algo, se usa en el ámbito teatral expresión "mutis por el foro" para aludir al personaje que se retira de la escena.

El foro como técnica de exposición oral cuenta generalmente con muchas personas, de allí que se asemeja a las asambleas populares romanas, y suele emplearse en grupos amplios de debate sobre un tema de interés común, pudiendo darse por ejemplo, en un curso de un establecimiento escolar o institución universitaria, moderados por un coordinador.

El debate en el foro se hace de modo informal con amplia libertad para la exposición de ideas, siendo el tiempo predeterminado, siendo éste controlado, lo mismo que cualquier tipo de desbordes por el moderador o coordinador, que es en general el docente, aunque no necesariamente.

Actualmente en Internet muchos sitios cuentan con foros de debates, supervisados por un moderador.