Concepto de franquicia

La palabra franquicia proviene de “franco” pueblo bárbaro que ocupó Francia, y gozaban de privilegios, como el de no pagar impuestos. De allí que franquicia aluda a concesiones o libertades, especialmente de pagos o tributos, por ejemplo las franquicias aduaneras, para no pagar por la importación o exportación de productos.

El franchising o en castellano franquicia, es una estrategia que utilizan las empresas para expandirse, a través de la apertura de nuevos locales con su marca, en una determinada zona, pero que son de propiedad de otras personas. Esto les permite lograr el objetivo de posicionarse en el mercado sin inversiones (ya que los locales son de otros) y quedarse con un porcentaje de las ganancias de éstos.

La relación entre el dueño de la marca (llamado franquiciante) y el del local (llamado franquiciado), comercialmente independientes se estable de modo contractual y colaborativo. A través de este acuerdo, que en general tiene un plazo, el franquiciante entrega al franquiciado, la mercadería de su marca, ya impuesta en el mercado, lo que asegura un cierto prestigio, y la imagen que asemeja a ese local a todos los del resto de la cadena, para que se muestren unificados, como si fueran sucursales, a cambio de un porcentaje de las ventas. Puede convenirse que la venta sea de modo exclusivo o no. Comprende además de la marca, otras denominaciones comerciales, diseños, rótulos, modelos, etcétera.

Son ejemplos de esta modalidad empresarial, McDonald’s, Pizza Hut, Subway o Habana.

Además de estas franquicias comerciales, también las hay de servicios, industriales o de distribución.