Concepto de hecho jurídico

Todo aquello que ocurre, es un hecho, pero no todos estos acontecimientos tienen importancia para el ámbito jurídico, pues algunos no traen consecuencias legales, mientras otros sí. Por ejemplo, que caiga granizo es un hecho, pero no trae aparejado derechos ni obligaciones para nadie, por lo tanto no es un hecho jurídico; sin embargo si a un propietario de un automóvil como consecuencia de la caída del granizo se le arruinó la chapa de su auto y tenía contratado un seguro con cobertura sobre ese daño, en este caso se generará la obligación de pagar para el asegurador, y la caída del granizo será un hecho jurídico. Algo similar ocurre si un rayo mata por ejemplo un caballo, cuyo dueño perderá la propiedad del mismo. La caída del rayo en sí misma, un hecho natural, que se transforma en jurídico si crea, modifica o acaba con un derecho.

Otro ejemplo podría ser el nacimiento de un animal salvaje en medio de la selva, este acontecimiento no es un hecho jurídico, pero sí lo será, si ese mismo nacimiento ocurre en un circo, porque el propietario de la madre de ese animal, adquirirá también la propiedad de la cría. La consecuencia jurídica es que adquirió el dominio del nuevo animal.

Estos casos que analizamos fueron de hechos naturales; pero podemos decir algo parecido, de las actuaciones humanas. Por ejemplo, si alguien arregla un caño de agua roto de su casa, esto es un hecho humano no jurídico, pero si como consecuencia de esa acción, inunda la casa del vecino, éste podrá reclamarle los daños, y entonces, el mismo hecho que no era jurídico, ahora lo será.

Si los hechos humanos son además lícitos, libres y voluntarios, y persiguen un fin jurídico, se denominan actos jurídicos; si son ilícitos, se denominan delitos.