Concepto de improcedente

La palabra improcedente hace referencia a algo, en general un pedido o reclamo, que no es pasible de ser admisible ya sea porque no corresponde a quien se solicitó hacer lugar a la petición, por ser realizada fuera de tiempo, por no estar autorizado el peticionante para efectuarla, por ser ilegítima, por ser de cumplimiento imposible, etcétera. Implica que el pedido se detiene y no sigue su curso.

La improcedencia es muy utilizada en el ámbito administrativo y jurídico. En el primer caso, por ejemplo:

Ejemplos: “Tu pedido de retirarte antes de tu puesto de trabajo porque tienes un cumpleaños se rechaza por improcedente, esa no es una causa válida para no cumplir tus obligaciones labores”, "El despido del empleado a causa de sus ideas políticas es improcedente" o “Es improcedente tu queja sobre el examen que reprobaste. Con solo observar la cantidad de errores que contiene se confirma que es muy justa la calificación obtenida”.

En el ámbito del Derecho la improcedencia supone el rechazo de la demanda o el recurso presentados.

Una demanda judicial se rechaza por improcedente cuando el juez como medida preliminar, al tener que calificarla, la examina y comprueba que no contiene los mínimos requisitos de fondo que son exigidos por la ley, para poder admitirla. Esta no es la única calificación negativa que puede hacer el juez, pues si faltan los requisitos de forma, lo que hará es declararla inadmisible, pero en este caso se da un plazo para que los subsane de ser posible. La improcedencia al tratarse de un requisito de fondo no puede subsanarse, por ejemplo si lo que se solicita es algo imposible, si no hay congruencia entre los hechos y la petición, o no hay interés legítimo en quien demanda. Debe declararse judicialmente por acto fundado, o sea, explicando las causas de la improcedencia.