Concepto de persona jurídica

Las personas jurídicas son creaciones legales, abstracciones jurídicas, captables gracias a la razón humana, que permite crear entes sin existencia física pero sí legal, capaces de ser titulares de derechos y responder por sus deudas, siendo una necesidad impuesta por la vida política, económica y social. Así como las personas físicas deben dejar constancia de su nacimiento, las jurídicas también deben inscribirse en un registro especial, luego de ser autorizadas para funcionar, al aprobarse sus estatutos, comprobar su fin lícito y su patrimonio.

Dentro de las personas jurídicas, encontramos grupos de personas físicas que con un objetivo en común crean estos entes, diferenciados de sí mismas, con personalidad propia, de modo tal, que aún cuando cambien sus miembros, por renuncia, fallecimiento o incorporación de otros nuevos, la persona jurídica podrá seguir actuando. El patrimonio de la persona jurídica, a pesar de ser en general aportado por sus miembros, se diferencia del de ellos. También poseen domicilio real y legal.

Si se demanda a una persona jurídica o si ella demanda, será ella la actora o la demandada, aún cuando deba ser representada por quienes ejerzan su representación.

Las hay de carácter público y también privado, con y sin ánimo de lucro, civiles y comerciales. Algunas son conocidas como corporaciones que son de las que nos hemos ocupado (grupos de personas que se reúnen en vistas a un fin lícito y crean esta entidad diferenciada de ellos) y otras son fundaciones, que son bienes destinados a una finalidad. Son ejemplos de personas jurídicas, una escuela, un club, un sanatorio, una empresa, la municipalidad, el Estado local o nacional, etcétera.