Concepto de Poder Judicial

El Poder Judicial es uno de los tres poderes que en un estado democrático (los otros son el Poder Ejecutivo y el Legislativo) cumple la importantísima misión de administrar justicia, aplicando las leyes generales dictadas por el Poder Legislativo, a los casos concretos que se sometan a sus decisiones, por lo cual es muy importante su independencia con respecto al poder político. Los jueces deben resolver los casos planteados, en el Derecho Continental, en base al encuadre legal de los hechos que llegan a su conocimiento, su sano criterio, y el aporte de la doctrina y la jurisprudencia. En el Common law (sistema inglés) es la jurisprudencia, al no contar con ley escrita, la fuente de Derecho predominante.

En España, el Poder Judicial ejerce su función en nombre del Rey, garantizando la Constitución, que en su ejercicio, se guarden los principios de imparcialidad, independencia, legalidad, inamovilidad y contradicción, que permite el derecho de defensa. Lo integran los jueces unipersonales, y los magistrados que conforman cuerpos colegiados. Está dividido por materias (civil, social, penal, administrativo y mercantil) y territorialmente. El máximo nivel en la administración de justicia se halla en el Tribunal Supremo que reside en la capital (Madrid).

En Francia el órgano del Poder Judicial jerárquicamente superior, es el Tribunal de Casación que entiende las apelaciones en última instancia.

En Argentina, a nivel nacional, está compuesto por una Corte Suprema de Justicia (órgano máximo) y demás tribunales de grado inferior: Jueces de Primera Instancia y Cámaras de Apelación.

La Justicia inglesa posee algunos tribunales comunes (Cortes de Magistrados en materia penal y Cortes de Condado que se ocupan de temas civiles) y otros especializados, de tipo técnico y complementario. En instancia superior existe una Corte Suprema de la Judicatura, con dos instancias. En primera instancia, intervienen las Cortes de la Corona y la Corona Superior. La Corte de Apelación interviene en segunda instancia. En casos de excepción puede apelarse ante la Cámara de los Lores.