Concepto de punible

La palabra punible alude a lo que es factible de punir o castigar, que se remonta en su etimología al verbo latino “punire” con el significado de aplicar una penalidad.

Los que son susceptibles de soportar una pena, o sea, ser punibles, son las personas, cuando realizan actos reprobados por la ley, calificados como hechos ilícitos y descriptos como hechos punibles o figuras delictivas. Hay casos en que los autores no son punibles porque la ley así lo establece y otros en que a pesar de ser punibles, no puede probarse su autoría o el delito prescribió, por lo que resultan impunes.

Concepto de punible

El artículo 34 del Código Penal argentino declara que no son punibles las acciones que cometan ciertas personas aún cuando objetivamente sean delitos. Entre ellas están los que no pudieron comprender que se trataba de un hecho delictivo por error o ignorancia no culpable, por desequilibrio mental o por estado de inconciencia. Tampoco es punible el que actúe coaccionado, el que lo haga por cumplir un deber, el que quiso evitar otro mal mayor del que él no tenía responsabilidad, incluyendo la obediencia debida y la legítima defensa.

Entre las penas que se aplican a las conductas calificadas como punibles se encuentran la multa, la inhabilitación, la prisión y la reclusión. Para aplicarlas se necesita realizar el juicio penal pertinente asegurando la defensa en juicio del imputado, quien sólo será castigado si se prueba la comisión del delito por el que se lo acusa. Mientras dure el proceso persiste la presunción sobre su inocencia. Es la sentencia, en caso de ser condenatoria la que establece la pena y su graduación, aunque también puede ser absolutoria.

En el Derecho hay conductas que son a todas luces merecedoras de condena, o sea de ser calificadas como punibles, y otras que son objeto de discusión, como por ejemplo la tenencia de drogas ilícitas para consumo personal. Hay otros casos que si bien son delitos y por lo tanto están penados, presentan excepciones, como el caso del aborto de una mujer embarazada, cuya vida corre peligro en caso de continuar con el proceso de gestación.