Concepto de queja

La palabra queja significa un reclamo, lamento o llamado de atención ante lo que nos disgusta, apena o nos provoca malestar. Puede hacerse contra el sujeto que nos la ha provocado o contra quienes ejercen sobre él autoridad. Ejemplos: “me quejé a Juan por el mal trato que me brindó cuando fui a visitarlo” o “presenté una queja ante el Director de la escuela contra el maestro de mi hijo, pues lo ofendió con sus palabras y retos”.

Quien siempre se está lamentando por todo, recibe generalmente el calificativo de quejoso. En ocasiones las quejas o reclamos suelen exteriorizarse creando arte: literatura, cine, pintura o música, como por ejemplo las canciones de protesta.

Concepto de queja

Pueden las quejas también responder a un dolor físico o psíquico, y aunque a veces se sabe que no puede hacerse nada para remediarlas, es un modo de comunicar la angustia que se siente. Por ejemplo, “me quejo de este dolor pero ya es crónico, ya ni me alivia la medicación”.

En los comercios u otros lugares destinados a la atención pública suele ofrecerse a los clientes un libro de quejas para que expongan sus reclamos por la mala atención recibida, la falta de aseo del local, la baja calidad de los productos, la demora en la entrega, etcétera, para supuestamente, ocuparse de resolverlos.

El recurso de queja en el ámbito jurídico, es un remedio procesal, que en el Derecho argentino puede ejercerse cuando a alguien le deniegan usar un recurso de apelación en sede civil, en primera instancia, pudiendo por este medio recurrir directamente en queja a las Cámaras de Apelación, teniendo para ejercer este derecho el plazo de cinco días (art. 282 CPCCN).

En el Derecho Procesal Penal existe un recurso similar regulado por los artículos 476 a 478 del Código respectivo, procediendo contra la denegación de la apelación que efectúe tribunal diferente al que deba decidirlo, y pudiendo recurrir en queja ante este último.