Concepto de reclamo

Reclamo es la acción y el efecto del verbo reclamar, que procede del latín “reclamare”, vocablo integrado por el prefijo de reiteración “re” y el verbo “clamare” que se entiende como “exigir de viva voz”.

Un reclamo es un pedido que se realiza a modo de exigencia, una queja o disconformidad por una demanda insatisfecha, un mal trato, un daño, etcétera. Ejemplos: “Reclamo que me atiendan de una vez por todas, ya hace una hora que estoy esperando”, “Los trabajadores reclamaron un aumento en sus salarios”, “El maestro reclamó al niño que se comporte mejor” o “Presenté un reclamo a mi vecino para que me abone los gastos que me ocasionó la pérdida de agua en su casa que se filtró a la mía”.

Los reclamos pueden hacerse pacíficamente y presentarse en forma individual o grupal, verbalmente o por escrito, en este último caso queda la constancia que sirve como prueba en caso de que desoído el reclamo deba llegarse a una instancia judicial.

Muchas empresas o comercios, tienen a disposición de sus clientes un libro o cuaderno de reclamos o quejas, para que puedan expresarse, y la institución tomar medidas al respecto para que no se vuelvan a repetir esos hechos o para satisfacer de algún modo a quien se siente agraviado, para conservar la clientela.

Los reclamos cuando son desoídos también pueden impulsar otras medidas, como por ejemplo la huelga, que es el medio por el cual los trabajadores dejan de prestar colaboración a sus patrones, con el objetivo de obtener sus demandas.

Todos estos reclamos mencionados anteriormente son legales, inclusive los reclamos que consisten en marchas pacíficas, mientras no afecten a terceros, por ejemplo: “los parientes y amigos del niño asesinado por delincuentes realizaron un reclamo pacífico de justicia frente a la comisaría”. Sin embargo en ocasiones los reclamos se tornan violentos y los reclamantes exaltados pueden ocasionar daños a cosas o personas.

Ciertos animales superiores también hacen reclamos a sus dueños si sienten que no están satisfechas sus necesidades: “Mi perrito me reclama mimos constantemente” o “Mi gato maúlla cuando quiere reclamar su alimento”.