Concepto de reenvío

El reenvío, es un concepto que se refiere a que se vuelva a hacer un envío (reiteración indicada por el prefijo “re”) o sea, que algo que ya se ha despachado y no ha llegado a destino, salga nuevamente desde su lugar de origen, para que la entrega se haga efectiva y su destinatario pueda disponer de ella. Por ejemplo: “solicito el reenvío de las mercaderías que por error de ustedes fueron entregadas en una dirección equivocada”, “Creo que deberás reenviarme el correo electrónico ya que no me llegó, tal vez pusiste mal mi dirección”, “Reenvío mis disculpas, ya que no sé si has recibido las primeras que te mandé por intermedio de tu hermano, tal vez olvidó decirte cuánto siento haberte ofendido, por eso ahora decidí hacerlo por medio de estas líneas” o "Reenvío mi reclamo al no haber tenido respuesta a mi primer requerimiento". Como en estos dos últimos casos, a veces se reenvían los pedidos no porque no hayan llegado a destino, sino porque no se ha tenido respuesta a ellos".

Concepto de reenvío

Para que proceda una solicitud de reenvío la falta de entrega originaria no debió verse imposibilitada por dolo o negligencia de quien pide el reenvío, salvo que acepte hacerse cargo de los costos y molestias que produce realizar de nuevo la acción.

El reenvió es además un concepto de utilización controvertida en el Derecho Internacional Privado que se aplica a aquellos casos en los cuales el Derecho aplicable en el país de juzgamiento (donde se radicó la demanda) remite a otro país, y este último según sus propias leyes, sostienen que debe juzgarlo el primero o que le corresponde el juzgamiento a un tercer país diferente del que inició la causa, y de aquel al que le fue remitida a posteriori. La primera vez que la jurisprudencia debió resolver una cuestión de reenvío fue en el caso “Forgo” en 1978, por parte del Tribunal de Casación de Francia. Forgo era bávaro pero sin cambiar de domicilio había ido a vivir a Francia, y a su muerte se presentó el problema sobre si los sucesores eran sus parientes colaterales o el fisco francés.