Concepto de sentencia

La etimología de la palabra sentencia, se remonta al latín “sententia” y significa opinión o parecer.

En Lingüística una sentencia es una oración, donde se expresa una opinión o idea, en forma categórica.

El jurisconsulto romano Paulo, con gran actuación durante la época de los emperadores Septimio Severo y Caracalla, escribió cinco libros dedicados a su hijo que se denominaron “Las Sentencias de Paulo” por los cuales se conocieron sobre todo noticias sobre el Proceso Penal romano.

En Derecho, se conoce como sentencia, a la última etapa del proceso judicial, en la cual el Juez, decide la cuestión sometida a su decisión. En los juicios civiles puede ordenar la reparación del perjuicio sufrido, si se prueba la pretensión del actor, y en los penales condena o absuelve al procesado. La sentencia del Juez debe ser fundada, y para ello debe ser presidida por los considerandos. A posteriori, se da el fallo con la resolución, que en ciertos casos puede apelarse. El Juez no puede negarse a juzgar, aduciendo oscuridad o insuficiencia de la ley, y su límite está dado por lo peticionado en la demanda. Cuando se agotan las instancias de apelación, la sentencia pasa en autoridad de cosa juzgada, por lo cual lo decidido en esa sentencia ya no puede volver a plantearse en otro juicio (non bis in idem).

La sentencia que resuelve un incidente dentro de una causa principal se denomina sentencia interlocutoria.

En programación, se llama sentencia de programación, a aquellas líneas de código, que en conjunto conforman un programa. Se expresan en un lenguaje de programación.