Concepto de victimario

El victimario es aquel que lleva a cabo una agresión contra alguien, que se convierte en su víctima. Puede tratarse de un solo individuo o de un grupo, pudiendo la víctima ser individual o tratarse de un ataque hacia un conjunto de individuos. Las consecuencias que provoca el victimario en su víctima incluyen que ésta pierda su vida, sufra lesiones físicas y/o psicológicas o se menoscaben sus efectos personales. Son ejemplos de victimarios, los asesinos, los violadores, los abusadores, los violentos, los ladrones, los estafadores, y todos aquellos cuya conducta sea pasible de provocar en otro u otros consecuencias negativas graves.

Concepto de victimario

El victimario puede haber actuado conciente de que su accionar causaría un daño al otro, en cuyo caso se considera que actuó con dolo; o la consecuencia nociva pudo haber sido producto de una mera negligencia o de un acto involuntario. Las responsabilidad penal varía en cada caso, siendo plena en caso de dolo, mitigándose el castigo en caso de demostrarse la falta de intención y pudiendo llegar a eximirse de pena si medió un caso fortuito o una fuerza mayor: “El victimario eligió cuidadosamente a su víctima, y hallándola sola e indefensa, la mató para vengarse”, “Conducía a alta velocidad tratando de no llegar tarde a su trabajo, cuando se distrajo y embistió al peatón, convirtiéndose en victimario sin que jamás hubiera pasado por su mente herir a alguien” y “Resbalé y caí de un andamio, golpeando con mi cuerpo a un niño que pasaba por el lugar, al que lastimé involuntariamente”, respectivamente.

Hay casos especiales en los que en realidad quien aparece como victimario ha sido antes la víctima, como sucede cuando una esposa maltratada, mata a su marido para evitar seguir siendo humillada. En estos casos, debe analizarse si fue en defensa propia, por ejemplo, si lo mató para evitar que él la lastimara o matara en ese momento, en cuyo caso de demostrarse esa circunstancia eximiría su responsabilidad penal, o si fue un acto de venganza, en cuyo caso deberá responder por el hecho.

En las guerras, y salvo los hechos considerados como crímenes de guerra, los victimarios, están absueltos de responsabilidad.