Concepto de abiótico

Abiótico significa carente de vida, por oposición al término biótico del cual es antónimo, aunque junto con ellos, forman el ecosistema. Los factores bióticos conforman la biocenosis y los factores abióticos o medio físico, constituido por elementos físicos y químicos, en el que los organismos vivos se desarrollan constituyen el biotopo.

Los factores abióticos más destacados e imprescindibles para el desarrollo de la vida son el agua, el sol, el suelo y sus nutrientes, el aire, el relieve, la luz y el clima.

El agua es imprescindible para la vida y se supone que allí se originó. Otro factor no menos necesario es la luz solar que proporciona energía. Las variaciones climáticas producidas por la interacción del Sol con la atmósfera y la hidrosfera provoca condiciones más o menos favorables para el desarrollo biótico; y el suelo, que en su origen era roca que se fue desgastando por un proceso lento llamado de meteorización que fue sometido a la acción de la lluvia, el viento y las corrientes de agua, proporciona el medio para el desarrollo de las actividades agropecuarias.

Entre los factores bióticos y abióticos se produce una gran interacción, por ejemplo las raíces de las plantas y ciertos microorganismos pueden romper las rocas y colaborar a la formación de los suelos. El oxígeno de la atmósfera (factor abiótico) es producido por las plantas (factor biótico), que a su vez necesitan de la absorción de nutrientes del suelo, de agua y de energía solar para realizar el proceso de fotosíntesis que les permite alimentarse.