Concepto de abrupto

La palabra abrupto, se originó etimológicamente en el latín “abruptus” (ab = separado”, “ruptus” = roto) con el significado de “arrancado, fuera de su límite”. Lo que es abrupto resulta agreste, escarpado.

Con habitualidad se aplica a los terrenos que resultan inaccesibles o muy difíciles de transitar, pudiendo representar peligros, ya sea por poseer pendientes marcadas, estar cortados, o presentar accesos complicados o accidentados. Si bien en ciertas ocasiones pueden ser un problema, en otras se constituyen en atracciones turísticas con bonitas vistas, e ideales para aventureros. Entre estos lugares podemos mencionar en Europa los Acantilados de Herbeira, división natural del mar Cantábrico del Océano Atlántico o el borde rocoso que rodea en Estados Unidos el Lago del Cráter.

Concepto de abrupto

También se usa “abrupto” para designar a lo que sucede de forma inesperada y repentina, como por ejemplo, apariciones, un accidente automovilístico o un cambio climático, o hablar del comportamiento de una persona o animal. Ejemplos: “abruptamente apareció la directora y nos encontró haciendo travesuras”, “el automóvil se cruzó abruptamente y provocó la coalición”, “me he engripado pues las condiciones climáticas variaron en forma abrupta, salí sin abrigo y la temperatura descendió varios grados en pocos minutos” o “estaba jugando con mi perro, y abruptamente me mordió”. La expresión de origen latino “ex abrupto” designa estos casos, de sucesos inesperados.

La palabra exabrupto (escrita junta) designa a lo que se expresa de modo inoportuno, fuera de tono y genera situaciones incómodas. Como son dichas de manera súbita e impensada, el que las emite suele sentirse avergonzado. Puede tener consecuencias legales cuando se califiquen como injurias, especialmente cuando sean expresadas por funcionarios, docentes a sus alumnos, sacerdotes, profesionales de la salud a sus pacientes, y por todo aquel que tenga responsabilidad social y genere un daño moral.