Concepto de aceite

Es un vocablo de origen árabe que significa “jugo de aceituna”, pues es un líquido que se extrae generalmente de la aceituna (aceite de oliva) aunque también puede ser producido a partir de otros vegetales, como el girasol, el coco, el sésamo, el maní, las semillas de soja o el maíz, o también de animales (como el aceite de hígado de bacalao o el aceite de ballena) y de minerales (obtenidos por refinación de petróleo). Es de consistencia viscosa o líquido-grasa y es insoluble en agua. Químicamente, los aceites son triglicéridos de glicerol.

La industria del aceite en Argentina estuvo al principio volcada al mercado interno, pero actualmente sólo el 5 % se consume en el país; el resto se exporta.

El aceite de oliva se prepara tras la trituración de las aceitunas, formando una espesa pasta que se dispone en esteras especiales, en capas, que son apretadas por una prensa. Así se obtiene el aceite de oliva virgen, que aporta vitamina E y fitosteroles. Si se pretende producir aceite de aceitunas de calidad mediocre o por calor, se obtiene un aceite de alta graduación que necesita de refinación, pero que carecerá de las propiedades saludables del aceite de oliva virgen.. El aceite de girasol se extrae de las semillas de sus flores.

La utilización del aceite es principalmente en la gastronomía, para freír alimentos, como aderezo de ensaladas y para elaborar margarina y grasas de cocina.

Un tipo de aceite mineral de olor fuerte y color oscuro, formado por una mezcla de hidrocarburos, es el petróleo. Del petróleo se extraen aceites combustibles, como el querosén.

Extender aceite sobre algo, se denomina ungir. Cuando se trata de óleo sagrado, aceite usado en las iglesias, se lo coloca sobre una persona para otorgarle una dignidad o para recibir un sacramento.