Concepto de acopio

La palabra acopio es un derivado de la palabra copia, término latino compuesto por “co” que da la idea de algo entero o completo, y por “opis, con el significad de “recurso”. Una copia multiplica al original, y por ello acopio, tiene el sentido de algo cuantitativamente numeroso.

El acopio alude al efecto de verbo acopiar que alude a juntar o acaparar ideas, sentimientos o cosas, de modo abundante. A veces el acopio se deriva de una necesidad, que puede ser instintiva, como la de aquellos animales que acopian los alimentos que necesitan para las épocas invernales, pues ellos hibernan, como el caso de las hormigas, los tejones o las ardillas. Los mapaches realizan un acopio de grasa en sus propios cuerpos, ya que comen nueces y bayas en mucha cantidad antes de la hibernación. En este caso es un acto de previsión, lo que los humanos solemos hacer por ejemplo, cuando acopiamos medicamentos o alimentos ante una posible crisis. Ejemplo: “creo que se viene una temporada de intensas nevadas, que dificultará salir de nuestros hogares. Por las dudas acopié leche en polvo para los niños”.

Concepto de acopio

El acopio en las personas, cuando es excesivo o incausado, puede revelar algún trastorno psicológico, como quienes por avaricia acopian dinero que no gastan, y que no responde a un simple ahorro para afrontar alguna contingencia futura; o los que acopian objetos inservibles pues sienten que no pueden desprenderse de ellos.

El almacenaje o acopio de granos implica la acumulación de la producción en centros especializados, ya sea comprándola o permutándola por maquinaria o insumos; o recibiéndola en consignación, para su posterior venta. En los centros de acopio la mercadería, se acondiciona, se limpia y se selecciona, en general para proceder luego a su venta, de modo más competitivo que si cada productor lo hiciera por su cuenta.

También se usa para hablar de acumulación de cosas inmateriales, como acopio de deudas, acopio de disgustos o acopio de desilusiones.