Concepto de acromegalia

La acromegalia es una enfermedad endocrina que se conoce en el lenguaje corriente como gigantismo, aunque existen diferencias entre ambas patologías, que son diferentes. La palabra acromegalia es un neologismo acuñado en 1886 por el neurólogo francés Pierre Marie, que vivió entre 1853 y 1940. Unió dos palabras griegas: “akros” con el sentido de punta o extremo, y “megalo” que se traduce como “grande”. La causa de la acromegalia es el mal funcionamiento de la glándula pituitaria, que al ser la encargada de segregar la hormona del crecimiento, lo hace en cantidades mayores de las normales.

Concepto de acromegalia

Es una enfermedad crónica pero poco común, 6 por cada cien mil integrantes de la población adulta la padecen, siendo las mujeres las más afectadas. Es ocasionada por una tumoración benigna de la hipófisis o glándula pituitaria. En esto se diferencia del gigantismo en el cual el exceso de hormona de crecimiento ocurre en la etapa de la pubertad, cuando el individuo se desarrolla. La acromegalia ocurre en forma posterior, luego de que se cierren los extremos (epífisis) de los huesos donde están las articulaciones, que registran dolor al crecer los huesos a destiempo. Otros síntomas son jaquecas, facciones desproporcionadas ocasionadas por el crecimiento de los huesos del rostro, separación dentaria acompañada de dolor, sudoración intensa y con mal olor, debilidad muscular, alteración de los ciclos menstruales, hipertensión arterial, ronquera, manos y pies muy grandes y piel engrosada.

El tumor puede tratarse con medicinas (octreotida, bromocriptina o pegvisomant) o extirparse quirúrgicamente cuando su tamaño no es exagerado. Es importante un diagnóstico y tratamiento tempranos para impedir consecuencias graves, como problemas respiratorios y cardiacos.